Que es una productora audiovisual

¿Qué es una productora audiovisual y cómo funciona?

¿Qué es una productora audiovisual?

Una productora audiovisual es una empresa especializada en la creación de contenidos de vídeo.

En la actualidad, el vídeo es un recurso idóneo para difundir imagen corporativa, crear spots publicitarios, grabar eventos, presentar productos, dotar de contenidos canales digitales, apoyar la transmisión de formación a empleados, etc.

El 90% de los compradores on line opinan que los vídeos de productos ayudan a tomar una decisión de compra.

 

¿Cómo trabaja una productora audiovisual?

La productora audiovisual se encarga de desarrollar y coordinar todo el proceso de creación de un vídeo.

Las fases que forman este proceso son:

  1. PREPRODUCCIÓN

El origen de toda pieza audiovisual es una idea. Esta idea se traslada al equipo de guionistas que se encargan de crear un guión literario. Es un momento clave en el que el Storytelling, que ya definimos como el arte de contar historias en una entrada anterior, ha de conseguir transmitir esa idea.

En la fase de preproducción también se definen los presupuestos a abordar, los profesionales que van a intervenir en todo el proceso, las localizaciones dónde se realizarán la grabación o grabaciones y todos los medios técnicos necesarios.

  1. PRODUCCIÓN

Es la fase donde se lleva a cabo la grabación siguiendo el plan de rodaje previamente fijado. 

Es muy importante que en la fase anterior se hayan trabajado muy bien las necesidades técnicas y los momentos en los que ha de intervenir cada colaborador. De un buen trabajo coordinado de todo el equipo (sonido, iluminación, atrezzo, maquillaje, estilismo, escenografía…) depende el buen resultado de la grabación.

  1. POSTPRODUCCIÓN

En esta etapa se lleva a cabo el montaje y la edición del vídeo. 

Disponemos de todo el material bruto obtenido de la grabación y ahora hay que contar la historia inicialmente definida o adaptarla si por el camino hemos encontrado algún giro interesante.

El mercado actual exige soluciones audiovisuales más creativas y comprometidas pero que a la vez arrojen resultados medibles. Si te planteas crear un vídeo para tu empresa y tu tiempo es limitado para abordar todos estos aspectos, contratar los servicios profesionales de una productora audiovisual siempre es una buena opción.