Fotografía publicidad y ventas

Fotografía publicidad y ventas

La fotografía para publicidad: una imagen vale más que mil palabras

La comercialización de los productos convierte a la fotografía para publicidad en una actividad muy valiosa. Las empresas necesitan que su producto o servicio llegue al público y que este lo aprecie como algo deseable.

Una buena campaña de ventas debe ir acompañada de una buena fotografía publicitaria que refleje la esencia y el valor que la empresa ofrece en su producto.

 

La fotografía publicitaria genera el deseo de compra en el consumidor final

Una imagen es eficaz cuando consigue directamente  la venta o cuando logra que se relacione el producto con un color o con una imagen, elementos característicos en ambos que provocan la asociación.

Estos aspectos son connotaciones que apelan directamente a las emociones y a la seducción, lo que convierte al producto o servicio en algo atractivo.

 

Objetivo: ¡vender!

La calidad de una imagen publicitaria se mide únicamente por el aumento de las ventas de la empresa que publicita.

La calidad artística de la fotografía y su dificultad técnica son relevantes, pero sólo si ayudan a conseguir su objetivo principal: el incremento de ventas y/o el del prestigio de la marca.

 

La fotografía publicitaria es considerada una de las más creativas dentro del sector

Para conseguir una buena fotografía publicitaria necesitamos: mucha preparación, algunos trucos, un manejo excelente de las luces, diversas tomas y mucha postproducción.

Hay que mezclar imaginación y algo de psicología para conseguir la imagen idónea que garantice el éxito de la campaña.