Cómo hacer vídeo en diecto

Cómo hacer un vídeo en directo (II)

En la primera parte de esta entrada os detallamos algunas de las claves para hacer un vídeo en directo. En esta continuación abordaremos los aspectos más técnicos.

El equipo mínimo necesario para realizar la retransmisión es muy básico. Bastará con un teléfono inteligente, o una tableta, con un sensor de calidad. Estos dispositivos son más fáciles de usar que una cámara o un ordenador.

Aunque no son imprescindibles como equipo básico, sí sería recomendable contar con un trípode para las tomas fijas y un estabilizador para mantener la toma estable si has de mover el dispositivo.

Los formatos cuadrados y verticales son los más favorecidos. Es recomendable que los vídeos sean cortos y que agregues subtitulación porque en muchas ocasiones estos vídeos son visualizados sin sonido.

No descuides el sonido de tu emisión. La calidad del sonido ha de ser buena para que tu audiencia no abandone la transmisión porque no la oyen correctamente. Es recomendable utilizar un micrófono direccional, puede servir el micrófono de tus auriculares.

No olvides verificar la calidad de la conexión wifi o 4G, en el espacio donde vas a retransmitir. El ancho de banda debería de ser de 3Mbs, mínimo. Revisa también el estado de la batería del dispositivo y cuenta con tener cerca una batería externa o un cargador por si son necesarios.

Ten en cuenta que en la retransmisión deberían participar un mínimo de dos personas: el presentador y alguien que gestione las interacciones. Una persona sola puede tener problemas para presentar en vivo y atender las preguntas y comentarios de los usuarios.

¿Qué red social vas a escoger para tu vídeo en directo? Facebook, Youtube, Twitter, Instagram…

Youtube sería la mejor opción para un vídeo que quieres que permanezca subido y que tu audiencia pueda reproducir en cualquier momento. Los directos o lives de Facebook, Twitter e Instagram no permanecen mucho tiempo, ofrecen mucha visibilidad pero no favorecen contenido sostenible en el tiempo.

Una buena opción es la de volver a emitirlos agregando títulos, textos e incluso contenido audiovisual nuevo sobre el directo original. Siempre puedes crear una nueva pieza aprovechando la frescura y naturalidad de tu directo inicial… aunque ya no se podría llamar vídeo en directo.

Ahora ya sabes más sobre las claves de cómo hacer un vídeo en directo. Te animamos a hacer uno y sobretodo a disfrutarlo.